CHEQUEO ANUAL GATOS

Recuerda que los gatos son asintomáticos. Una revisión anual nos ayuda a hacer un seguimiento de su salud y prevenir enfermedades

Principales patologías graves


Los gatos de edad adulta tienen una mayor tendencia a desarrollar ciertas patologías, de las que destacamos hipertiroidismo, hipertensión e insuficiencia renal crónica (ERC). La hipertensión arterial es muy frecuente en aquellos gatos mayores de 7 años de edad, con diagnósticos de patologías graves irreversibles en órganos diana (hígado, corazón, riñón, ojos y cerebro) si no se trata a tiempo.

¿Qué pruebas incluye el chequeo veterinario anual?

La revisión anual incluye las siguientes pruebas:

  • Anamnesis: analizamos el historial de tu mascota, vacunaciones y desparasitaciones. También tratamos de conocer su comportamiento y sus hábitos de vida para detectar posibles cambios o anomalías, ya que pueden ser el primer indicio de una enfermedad.

  • Exploración general: observamos el estado general de tu mascota poniendo especial atención a su peso y condición corporal. Cualquier variación de registros pueden ser reveladores y ponernos en alerta. Comprobamos el estado de todos los órganos visibles y/o palpables externamente como ojos, oídos, boca y dientes, nariz, cuello, columna, extremidades, piel, uñas, pelaje, aparato genitourinario, ganglios linfáticos, etc. Auscultamos el corazón y los pulmones para comprobar su correcto funcionamiento.

  • Analítica de sangre básica: nos indica cual es el estado general del animal y la funcionalidad de órganos internos importantes como el riñón e hígado.

  • Diagnóstico: recogemos el resultado de todas las pruebas para obtener un diagnóstico sobre el estado de salud de tu mascota. Si detectamos alguna irregularidad, propondremos las pruebas y el tratamiento a seguir.

¿Cómo podemos saber si nuestro gato es hipertenso?

Los principales síntomas de un gato hipertenso pueden llegar a ser, hemorragias nasales, anomalías oculares, convulsiones, alteraciones en el riñón, desorientación, incluso parálisis de extremidades posteriores, todas ellas de carácter grave. El principal problema es que cuando estos síntomas se hacen visibles la enfermedad esté avanzada con consecuencias a veces irreversibles.

¿Podemos prevenir la hipertensión?

A esta enfermedad se la denomina "asesino silencioso", porque todos los síntomas de carácter grave no se pueden apreciar externamente. Por este motivo, si queremos evitarla es muy importante realizar una visita a nuestra clínica veterinaria del Clot de Barcelona cómo mínimo una vez al año. Por otro lado, si tu gato ya es hipertenso, podremos darle tratamientos específicos para evitar las graves consecuencias de esta enfermedad.

Pruebas adicionales si tu gato tiene más de 7 años

  • Analítica de sangre geriátrica: para controlar las enfermedades más comunes en esta edad, como son la diabetes, el hipertiroidismo, la hipertensión o la insuficiencia renal. Esta analítica incluye medición de fructosamina, hormona tiroidea y SDMA.

  • Analítica de orina

  • Medición de presión arterial

  • Diagnóstico y asesoramiento preventivo: recogemos el resultado de todas las pruebas para obtener un diagnóstico sobre el estado de salud de tu gato y te asesoramos sobre los cuidados que necesita. Si detectamos alguna irregularidad, propondremos las pruebas y el tratamiento a seguir.

Si el veterinario lo considera necesario, también se pueden realizar las siguientes pruebas:

  • *Ecografía abdominal: podemos valorar el estado de salud viendo los órganos abdominales como los riñones, bazo, hígado y glándulas adrenales.

  • *Ecocardiografía: valoramos el estado del corazón y detectamos patologías cardíacas de forma no invasiva.



¿Es muy común la insuficiencia renal?

 La insuficiencia renal crónica puede producirse en gatos de todas las edades, pero generalmente es más común a medida que aumenta la edad. En nuestro centro veterinario del Clot de Barcelona estimamos que alrededor de uno de cada 5 gatos de más de 15 años presenta fallo rena l. En general, la insuficiencia renal, se da hasta tres veces más en gatos que en perros. 



¿Cuáles son los síntomas y complicaciones del fallo renal crónico?

En la mayoría de los casos la insuficiencia renal crónica es una enfermedad de progresión lenta e insidiosa, aunque en determinados casos los síntomas podrían aparecer repentinamente. Los síntomas más comunes que encontramos en gatos afectados son: 
  • Falta de apetito
  • Pérdida de peso
  • Deshidratación
  • Depresión.
Suelen tener mucha sed y producir mucha más orina (debido a la incapacidad de concentrarla). Otros síntomas pueden ser: pelaje estropeado, vómitos, halitosis, úlceras en la boca y debilidad. A medida que la insuficiencia renal va progresando (independientemente del tratamiento) estos síntomas tienden a empeorar con el tiempo.

¿Necesitas hablar con nosotras?