Enfermedades vectoriales

19.02.2019

Las Enfermedades Vectoriales son aquellas producidas por una gran variedad de agentes infecciosos (bacterias, virus y parásitos) que se transmiten por medio de insectos que actúan como transmisores o como parte del ciclo vital del agente. Entre ellos tenemos las garrapatas (que no son insectos si no artrópodos), piojos, pulgas y dípteros (mosquitos, flebotomos y moscas).

Este tipo de enfermedades son muy importantes porque:

  • Pueden ser muy patógenos

  • La transmisión es impredecible

  • El diagnóstico y control son difíciles

  • Los síntomas son muy diversos y suelen desarrollarse tras un largo período de incubación. Significa que puede llegar a pasar mucho tiempo desde que el animal sufre la picadura hasta que aparecen los primeros síntomas. Se nos olvida que el perro tuvo garrapatas el verano pasado o que estuvimos de vacaciones en una zona con muchos mosquitos, por ejemplo.

  • Los síntomas no son específicos, pueden recordarnos a multitud de otras patologías.

  • Los animales pueden actuar como reservorios, es decir, no padecen la enfermedad pero tienen al agente patógeno en su interior, por lo que pueden actuar como foco de infección para otros animales.

  • Algunas de estas enfermedades son Zoonosis, es decir, pueden transmitirse a los humanos, como la Leishmaniosis, Dirofilariosis, Borreliosis, Ricketsiosis y Bartonellosis

La situación epidemiológica en Europa se ve influenciada por:

  • Los cambios climáticos y ecológicos.

  • La normativa regional y nacional en el manejo de perros y gatos abandonados.

  • El aumento de desplazamientos de los animales de compañía

Hoy en día en Europa tenemos una serie de enfermedades que se denominan emergentes, bien por el aumento de la importación de animales infectados, bien porque los vectores se desplazan y se establecen en zonas que anteriormente no eran endémicas, es decir, no presentaban casos de esas enfermedades.

Ejemplo: Perros adoptados en Alemania, han hecho que aparezca la leishmaniosis allí. Ha sido un reto para la profesión veterinaria porque no se encontraba entre las enfermedades endémicas (típicas) de la zona.

Otra causa importante de la aparición de estas enfermedades son los animales salvajes, que actúan como reservorios.

Las enfermedades transmitidas por vectores solo se pueden controlar de forma eficaz si conocemos a los agentes patógenos y a sus vectores.

Consideraciones sobre el estado de salud de la mascota y tipo de vida

Los animales necesitan un cuidado individualizado y adaptado a sus necesidades. La edad y el estado general de salud del animal son importantes, así como su historia clínica y su procedencia.

Algunas razas o individuos presentan una predisposición genética a desarrollar determinadas enfermedades (Leishmaniosis). Hay enfermedades concomitantes (que aparecen al mismo tiempo) que pueden predisponer o agravar enfermedades transmitidas por vectores (insuficiencia cardíaca, linfoma, quimioterapia).

Medio Ambiente

Los perros y gatos que viven en colectividades o los animales que viven en el exterior tienen mayor riesgo de adquirir enfermedades transmitidas por vectores.

El riesgo de transmisión también depende de diversas condiciones locales como el microclima y la topografía local.

Nutrición

Una nutrición inadecuada favorece la aparición de numerosas enfermedades, entre ellas las de transmisión vectorial.

Lugar de Residencia y Desplazamientos

Los animales que viven o viajan a una zona endémica de ciertas enfermedades tienen más riesgo de padecerlas. Ejemplos:

  • Animales que van de vacaciones con sus dueños

  • Cambios de residencia

  • Viajes a exposiciones caninas y felinas

  • Animales que pasean por el campo, etc.

Medias de prevención

En nuestro centro veterinario del Clot en Barcelona te damos algunas pautas para ayudarte a proteger a tu mascota contra las enfermedades vectoriales:

  • Consulta a nuestro equipo de veterinarios para informarte sobre los parásitos para que puedas actuar de forma responsable respecto a la vida de su mascota y de otros animales y personas de la comunidad.

  • Se deben tomar medidas para proteger a los animales de compañía de las infecciones por parásitos. El test de detección, vacunas o jarabes, pipetas y collar son algunas de las medidas preventivas que puedes tomar.

  • Las mascotas deben ser protegidas de los riesgos asociados a los viajes y sus consecuencias. Viajar con mascotas tiene el potencial de cambiar situaciones epidemiológicas con la exportación o importación de especies de parásitos no endémicas.


En Clot Veterinaria de Barcelona te informamos sobre los riesgos de infección y enfermedades provocadas por los distintos parásitos y las medidas de control, y aconsejamos hacer las pruebas diagnósticas adecuadas para determinar el estado del animal respecto a las posibles enfermedades para comenzar cuanto antes el mejor tratamiento.


Contacta con nosotros en el 933 405 554
o ven a vernos. Te asesoraremos.